Nashville

Mi primer viaje a Nashville fue simplemente genial, fui con dos amigos casados (no entre ellos, dos hombres que tienen a sus señoras de viaje). Después de 7.5 hrs de viaje llegamos al hostal (Fiddlers Inn) donde nos dieron una pieza ambientada hace 15 años, con una de esas teles gordas y cubrecamas con patrones raros, ok la pieza apestaba y yo fui la responsable, pero en mi defensa se veía mejor on-line y además es la habitación mas segura del mundo, ya que no se abre ni con la llave, hay que maniobrar sus buenos 15 min para abrir la puerta.

Cerca del hostal hay bares y el museo de Los dukes de Hazzard, donde tienen al verdadero general lee (el auto) donde me saque una foto nada halagadora después del carrete del sábado. En fin, salimos ese viernes a las 1.30 am, el primer bar era un lugar de mala muerte, pero el segundo bar, era grande y me dio una buena idea de lo que se trataba la cuidad, después de todo Nashville es la capital del country. Así con cerveza en la mano (de mis amigos, yo soy un ángel mami) disfrutamos un rato de música en vivo y hasta terminé bailando con una señora de 80 años y su hija la ultima canción de la noche.

Al segundo día nos levantamos demasiado tarde para aprovechar el desayuno gratuito (menos mal, porque si la comida es como la pieza hubiese terminado con dolor de estomago). Salimos a buscar algo para comer, a lo que llegamos a un restaurant bastante popular donde no comimos nada, 1.5 hrs de espera, me estas webiando??

PantenonNos fuimos al Centenial park donde hay una replica a escala del pateón griego ($6 usd), que es sinceramente impresionante.

En ese mismo parque estaban celebrando algo con música en vivo, carritos de comida y un montón de empresas regalando cosas, así que terminamos con una bolsa de cosas gratis, de las que destaco la polera (que me salvó porque se me olvido el pijama)  y mi jockey (gorro) nuevo.

IMG-20160528-WA0023Después del parque nos fuimos a recorrer la cuidad, caminamos durante horas y recorrimos museos, plazas y llegamos a la calle de los bares, donde volveríamos en la noche. Destaco los tour/ bar en bicicleta, donde te subes a un bici con tu copete y vas pedaleando a los mejores bares (recomendación hagan la reserva antes) y el museo/ salón de la fama del country donde si llegas después de las 4 pm la entrada esta a mitad de precio ($14 usd). El museo es entretenido y tiene partes interactivas donde puedes escuchar música y hasta grabar tu propio demo.

carreteLuego de descansar salimos al distrito de bares donde hay música en vivo (en todos los bares), despedidas de solteras y tiendas de botas. La primera parada fue el Wild Horse Saloon, buenos tragos, buena música y line dance, todos bailan siguiendo una coreografía como en las películas de vaqueros. Segunda parada Coyote ugly (como la película, mujeres no pagan), se puede bailar en la barra del bar y si, sirvieron tragos entre mis piernas, porque obvio que subí a bailar, al frente público, abajo la barra, atrás una linea de sostenes colgados y el copete, fue una locura. Tercera parada Acme, un club de 3 pisos donde puedes ver una panorámica de la cuidad y cada piso tiene un ambiente diferente. Comida, copete, gente y música en vivo, Nashville es en definitiva una cuidad para volver.

Con la Cami en las Vegas

En febrero vino la Cami a verme desde Chile, entonces en la primera cena donde le introduje a mis amigos y conocidos de USA surgió una idea loca de ir a las Vegas. Obviamente no nos lo tomamos tan en serio, solo compramos el pasaje en avión y yo me pedí unos días libres de la pega.

Pasamos la primera noche en Chicago, donde fuimos a un bar y a un club, estuvo piola, en especial el eslogan de la noche, “Puta que es lento ese weon”. En la pieza fuimos privilegiadas en llegar casi primero, y nos apropiamos de la cama 1313, así que así dormimos calentitas y cómodas. Al otro día nos sacamos unas fotos, almuerzo (pidan la sopa de cebolla en panera, no se arrepentirán), y metro al aeropuerto.

Estación de metro del aeropuerto de Chicago

En pleno vuelo se me ocurrió preguntarle al asistente de vuelo si podíamos pasar a la cabina, y cuando el avión aterrizó nos tomamos fotos en la cabina. Ahora si, cansadas, con diferencia horaria y deficiencia de sueño llegamos a la cuidad del pecado, Las Vegas. El primer signo de que llegaste no es el cartel, ni las luces, es el echo de que el aeropuerto es un casino, alguien dijo tragamonedas???

Al día siguiente de llegar fuimos a una cita del 14 de febrero, sushi y Ramen, fue demasiado difícil de comer, además como a la mesera se le olvidó la limonada de la Cami, no la cobró y nos regalo un mochi, un postre de masas de arroz rellenas con helado. Salimos a pasear, compramos, fuimos al mundo de M&M y al de Coca cola (donde las degustaciones se pagan), la rueda gigante, celebración del año nuevo chino, paseos por el strip y show de buslesque + comedia.

La magia de Las Vegas esta en entrar a un casino y sentirte en otro mundo, apostar en la tierra media para luego ir a un show en Planet Hollywood, o estar caminando por la selva y terminar viendo paseos en góndola en el Venecia. Todo esto sin considerar la infinidad de clubes y bares que hay, donde destaco el mojito del bar de hielo (el mejor mojito de USA) y la piscina del Marquee (club dentro del Cosmopolitan).

Cami, estoy segura que algún día volveremos por la segunda parte… así que hasta pronto Las Vegas!!

3.14 Pi day

Para los que no saben hoy es el día de Pi, (si no lo sabe que es Pi vea la película “la vida de Pi” o googleelo, lo que resulte más rápido).

Y justo hoy tenía intención de comenzar la dieta, porque a decir verdad la ropa me queda apretada, y entre bajar de peso y comprar ropa nueva…bajar de peso, aparte no quiero llegar rodando. En fin, comenzó la celebración estilo USA en la oficina = mucha comida como para no comer en una semana + historietas nerd sobre el 3.14159…

“Es irracional y no para…”-la esposa de Pi 

Algo que me sorprendió mucho fue que hace poco fue el día de la mujer, y muchos no tenían ni idea, cero celebración, ni un mail recibí por parte de la empresa, aunque alguien trajo donuts (pero nada especial). En cambio el día del Pi (literalmente) se hizo una celebración gigante, los jefes compraron mas pizzas de lo que es humanamente posible comer, algunos trajeron dulces, queques, donuts, y galletas glaseadas con forma de π, entre otras (debo destacar acá unas de chocolate rellenas con mantequilla de maní), en fin, se pueden hacer la idea, y ahí estaba yo bolas tristes sin bolas (parafraseando al grande del Coco Legrand), comiendo un miserable trozo de pizza, y tres galletas, tres tristes galletas trigo tragaban en un trigal…lo siento la dieta me tiene mal.

Así que de vuelta a la bipolaridad por hambre, el ejercicio y la sopa de cebolla. Y feliz día del Pi a todos los que trabajan en análisis de datos y les dan comida gratis como a mi.

St Louis, el patio de juegos gigante

Uno de los viajes mas entretenidos hasta ahora es el de St Louis, hice miles de cosas como se puede apreciar en el siguiente vídeo, humildemente creado por mi para darle las gracias a mis amigos por los momentos geniales que pasamos

Ahora solo me queda detenerme un momento para explicar lo maravilloso del museo. En primer lugar es interactivo, segundo, en un blog leí que era un patio de juego para niños, pero la verdad es más un campo de juegos para adultos, donde puedes encontrar desde túneles secretos a resbalines gigantes.

Al llegar y ver esa gigantesca estructura metálica la verdad es que da un poco de cosa, pero al entrar, tu mundo se vuelve de colores, literalmente, ya que lo primero que se ve es un resbalin de dos pisos de alto con palos arco iris que puedes ir tocando y van girando mientras te deslizas, luego empiezas a explorar. Nuestra primera parada (después de deslizarnos obvio), fueron las cavernas, donde tuvimos que gatear por túneles subterráneos, encontramos estatuas con luz, una cueva gigante que parecía el interior de una discoteque (un club), lugares como camas y una escalera que parecía conducir al cielo. Al subir los 10 pisos te encuentras con dos toboganes gigantes que llegan hasta el primer piso, es realmente aterrador y genial. Salimos de las cuevas por un túnel que nos llevo al fondo del mar, donde todo es azul y hay ballenas en el techo, justo al lado de la jungla donde se ven arboles gigantes y elefantes descansando. Adentro también puedes encontrar tiendas de regalo, una cafetería, un acuario con peces gigantes y un bar. Al salir afuera te encuentras un pozo de pelotas (como esas piscinas de pelotas del Mac donald´s que viste cuando chic@) y de pronto estalla una pelea y te tiran al suelo mientras te tratas de defender, por cierto es complicadísimo pararse en medio de las pelotas. Después de la pelea, que ganamos obvio XD, a trepar por rejas y restos de transporte (desde troles hasta aviones), y te encuentras en un túnel de rejas temblorosas a varios metros sobre el cielo, desde donde se puede ver un paisaje diferente de la ciudad.

Definitivamente es un lugar al que volvería a ir, pero esta vez completamente preparada, tenida deportiva y mil ganas de jugar.

Cartas a mi misma

El primer desafío del mes está completo: una serie de 4 cartas a mi misma con todas las cosas positivas que experimenté en la semana.

Aunque el comienzo de año ha sido rudo, me he dado cuenta que me puedo enfocar en cosas positivas y encontrar felicidad en cosas simples, como ver la luz del sol filtrándose por las copas de los arboles de la plaza frente a mi casa camino al trabajo, un rico té a cualquier hora, las sábanas limpias los lunes, compartir con amigos y otras cosas que no notaba en mi día a día, pero que ahora les presto un poco mas de atención.

Así que en resumen mi día a día se ha vuelto más brillante gracias a este desafío.

Katty: le aprendí a tomar un enfoque entretenido a las cosas, a ponerme metas diarias y a pasarlo mejor en la pega, “todo el turno lo he pasado estupendo”.

Resultado final del primer desafío: Recomendado a todo público 🙂

 

Bar irlandés, disco alemana?

El viernes pasado tuve mi primer carrete* como corresponde, el pre fue en la casa de Varun donde mis amigos probaron, por primera vez, la piscola (vea el vídeo de instagram), o acá en estados unidos la pispepsi porque la cocacola es mala. Así como tragar edulcorante.

Si soy honesta no esperaba nada, incluso fui con mis pantuflas rosadas y peluditas, y con la misma ropa del trabajo. Entonces llegue al depa y me encontré con los de siempre, y me dije: “misma, te dije que no valía la pena arreglarse”. Entonces empezó el karaoke (Milky si crees que yo soy desafinada…menos mal que no escuchaste esto). Con las canciones de pronto y de forma misteriosa comenzó a bajar el pisco, a llegar gente y apareció una botella de wisky japonés que al parecer estaba bueno. La verdad no tengo idea porque no tomo wisky, pero mis amigos dijeron que era bueno. Partimos a la disco (acá se dice al club), el Berlín, que esta al lado de otra disco que es orientada a homosexuales.

Llegue ilusionada a la puerta, con ropa de carrete y todo; atravesando la nieve y el frío con mi parka y mi chaleco, y estaba vacía la tontera, entonces nos fuimos a un bar irlandés que queda cerca. Ahora ¿qué pasa cuando mezclamos mistral con patrón (pisco con tequila)? Exacto! fotos extrañas, si no me creen pregúntele a las fotos de año nuevo en mi facebook.

Con las pilas recargadas nos fuimos al Berlín, y al parecer nos llevamos mas de la mitad del bar con nosotros, porque las mismas personas del bar se fueron a la disco. Debo decir que la música no es de mi gusto, estaba súper perdida en la pista de baile, y si me conocen un poquito pueden adivinar que eso no es usual en mi. Entonces unas minas me vieron con cara de perdida y empezamos a bailar juntas, y llegaron mis amigos y se fueron XD. Después de eso hubo baile, momentos incómodos, y pasarlo bien. Lo mejor de la noche fue al final cuando nos pusimos a bailar en un grupo grande y resulta que ellos están en la misma parada que nosotros, jóvenes, nos mudamos hace poco, no conocemos mucha gente y con ganas de pasarlo bien.

PD: pololo la siguiente canción es para tu, porque aunque no estés acá físicamente, eres mi hogar <3.

*Chilenismo para fiesta

Cosas por hacer en NYC (parte 1)

En diciembre aproveché de pasar las vacaciones de navidad en New york, y aunque hay algunos post con cosas por hacer, he decidido invertir un poco de tiempo y hacer una lista con las cosas que hicimos con mi novio, por si alguien se anima a ir.

  1. Central Park: gigante! así como realmente grande, por lo que recomiendo que dediquen al menos una tarde completa a recorrerlo. Tiene pista de patinaje en hielo, zoológico y lugares históricos, como Strawberry fields (donde mataron a Lenon).
    1. Pista de hielo: no nos dio tiempo 😦
    2. Zoo: inspirada por la película Madagascar (si, me gustan las pelis de monitos) fui a visitarlo, la entrada general sale $12 y full pass (con peli en 4d incluida) $21. Lo mejor del zoo, por lejos, es el hábitat tropical, pasamos del frío extremo a estar en medio de la selva tropical, los animales sueltos y no pudimos sacar fotos porque se empaña el lente de la cámara.
    3. Strawberry fields: Siempre hay al menos un cantante tocando a los beatles y gente viniendo a dejar flores, así como turistas sacando fotos. Consejo: vaya en la mañana o compre un chocolate caliente y espere paciente su turno.
    4. Fuente: el centro de central park, para llegar hay que pasar una pequeña galería con mosaicos hasta en el techo, y en medio hay artistas (músicos, bailarines, y gente que juega con burbujas gigantes de jabón)
    5. Otros: hay lugares para sacarse fotos con el skyline de new york, arrendar paseos en carroza o en carros tirados por bicicleta, hay un paseo con estatuas donde hacen retratos, una laguna donde se puede andar en bote y más.
  2. Bryan Park: este parque es relativamente pequeño (para estándares estadounidenses), y en la época de navidad se pone una feria artesanal (pero producida, con stand de vidrios y todo) y la famosa pista de hielo.
    1. Pista de hielo: acceso gratis, arriendo de patines $20 cu. Arriendo de bolsa para dejar todo adentro $8. Dato: si llevas un candado los lockers son gratis.
    2. Waffles: esto no es un destino, pero puta que estaban ricos los waffles belgas con chocolate derretido arriba, calientitos y perfectos para el desayuno.
  3. Caminar por el High line. Es hermoso de noche, solo que cuidado, la última “parada” esta lejos de la estación de metro mas cercana, perdida en un barrio x.
  4. Ferry a Ellis Island: es gratis y verás la estatua de la libertad, revisen Staten Island Ferry y abríguense, que arriba del barco con el viento se siente todo.
  5. Puente de brooklyn: ok, si es genial, pero también caminarás rodeado de turistas que quieren la misma foto que tu, es de tránsito lento.
  6. Flashing meadows: Recuerdan las naves espaciales de los hombres de negro? bueno, están en este parque en queen´s. También se puede dar la vuelta al mundo en menos de 80 días.
Dame la mano y vamos a darle la vuelta al mundo, de nuevo?

Washington y la segunda parte de la lista quedan para otro post, buenas noches!