Nashville

Mi primer viaje a Nashville fue simplemente genial, fui con dos amigos casados (no entre ellos, dos hombres que tienen a sus señoras de viaje). Después de 7.5 hrs de viaje llegamos al hostal (Fiddlers Inn) donde nos dieron una pieza ambientada hace 15 años, con una de esas teles gordas y cubrecamas con patrones raros, ok la pieza apestaba y yo fui la responsable, pero en mi defensa se veía mejor on-line y además es la habitación mas segura del mundo, ya que no se abre ni con la llave, hay que maniobrar sus buenos 15 min para abrir la puerta.

Cerca del hostal hay bares y el museo de Los dukes de Hazzard, donde tienen al verdadero general lee (el auto) donde me saque una foto nada halagadora después del carrete del sábado. En fin, salimos ese viernes a las 1.30 am, el primer bar era un lugar de mala muerte, pero el segundo bar, era grande y me dio una buena idea de lo que se trataba la cuidad, después de todo Nashville es la capital del country. Así con cerveza en la mano (de mis amigos, yo soy un ángel mami) disfrutamos un rato de música en vivo y hasta terminé bailando con una señora de 80 años y su hija la ultima canción de la noche.

Al segundo día nos levantamos demasiado tarde para aprovechar el desayuno gratuito (menos mal, porque si la comida es como la pieza hubiese terminado con dolor de estomago). Salimos a buscar algo para comer, a lo que llegamos a un restaurant bastante popular donde no comimos nada, 1.5 hrs de espera, me estas webiando??

PantenonNos fuimos al Centenial park donde hay una replica a escala del pateón griego ($6 usd), que es sinceramente impresionante.

En ese mismo parque estaban celebrando algo con música en vivo, carritos de comida y un montón de empresas regalando cosas, así que terminamos con una bolsa de cosas gratis, de las que destaco la polera (que me salvó porque se me olvido el pijama)  y mi jockey (gorro) nuevo.

IMG-20160528-WA0023Después del parque nos fuimos a recorrer la cuidad, caminamos durante horas y recorrimos museos, plazas y llegamos a la calle de los bares, donde volveríamos en la noche. Destaco los tour/ bar en bicicleta, donde te subes a un bici con tu copete y vas pedaleando a los mejores bares (recomendación hagan la reserva antes) y el museo/ salón de la fama del country donde si llegas después de las 4 pm la entrada esta a mitad de precio ($14 usd). El museo es entretenido y tiene partes interactivas donde puedes escuchar música y hasta grabar tu propio demo.

carreteLuego de descansar salimos al distrito de bares donde hay música en vivo (en todos los bares), despedidas de solteras y tiendas de botas. La primera parada fue el Wild Horse Saloon, buenos tragos, buena música y line dance, todos bailan siguiendo una coreografía como en las películas de vaqueros. Segunda parada Coyote ugly (como la película, mujeres no pagan), se puede bailar en la barra del bar y si, sirvieron tragos entre mis piernas, porque obvio que subí a bailar, al frente público, abajo la barra, atrás una linea de sostenes colgados y el copete, fue una locura. Tercera parada Acme, un club de 3 pisos donde puedes ver una panorámica de la cuidad y cada piso tiene un ambiente diferente. Comida, copete, gente y música en vivo, Nashville es en definitiva una cuidad para volver.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s